Ir al contenido principal

Entradas

“Las víctimas de la dictadura no pueden esperar más”

CONVOCATORIA de concentración Por unas políticas de Memoria que pongan fin a la impunidad del franquismo 8 de Mayo. Calle Ferraz, 70. Sede federal del PSOE en Madrid Convoca el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del Franquismo “Las víctimas de la dictadura no pueden esperar más”

Jornada sobre Mujer y Memoria Histórica

CONVOCATORIA de Memoria IU Madrid y Partido Comunista de Madrid 6 y 7 de mayo. En @CSPasilloVerde (Madrid) Organizan: Memoria IU Madrid y Partido Comunista de Madrid Interviene: Maite Gutiérrez del Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid ¡Te esperamos! #VerdadJusticiayReparación Jornada sobre Mujer y Memoria Histórica

La vida del «intelectual» Azaña, en el Museo de Zaragoza tras 80 años de su fallecimiento

Si algo le caracterizaba a Manuel Azaña era su papel como intelectual. Defensor de la democracia, comenzó su andadura política en el Partido Reformista, pero tras la dictadura de Miguel Primo de Rivera abandonó la formación y se declaró partidario de la República Española. En ella, actuó como jefe de gobierno e impulsó un amplio programa de reformas que han dejado huella: desde la legalización por el matrimonio civil y el divorcio, la puesta en marcha de una reforma agraria o la concesión de la autonomía a Cataluña. Su vida, sus logros y sus inquietudes se pueden conocer desde este viernes en la exposición “Azaña intelectual y estadista: a los 80 años de su fallecimiento en el exilio” que acoge el Museo de Zaragoza desde el 29 de abril al 19 de junio de 2022. Así lo ha reconocido el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, quien ha puesto en valor la figura de este político. “Rememorar la figura de Azaña y traerla al tiempo presente es algo que, a aparte de satisfactorio desde

Correos pretende demoler sus edificaciones de la antigua Estación Radiotelegráfica de Cabo de Palos

-La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos SA ha tramitado un concurso para adjudicar el proyecto y dirección de obra de la demolición de las edificaciones no protegidas de la antigua Estación Radiotelegráfica de Cabo de Palos -Se trata de cinco naves pequeñas anexas al edificio central y a la sala de máquinas, declaradas, junto a un aljibe, como Bien Inventariado Protegido -Vecinas y vecinos temen que la demolición acabe también con el resto de las edificaciones y han iniciado una petición de firmas para evitarlo Fotografía de la  Asociación para la Protección de Cabo Palos PROCABO Más información en elmercuriodigital Correos pretende demoler sus edificaciones de la antigua Estación Radiotelegráfica de Cabo de Palos

Republican@s en Cartagena

Milicianos y milicianas momentos antes de salir al frente. Sáez. Archivo ABC     Republican@s en el Club de Regatas de Cartagena, abandonado poco antes por la derecha, en agosto de 1936. Archivo ABC   Marinos del destructor republicano Gravina, preparando su cañón antiaereo, antes de salir del puerto de Cartagena, en agosto de 1936. Sáez. Archivo ABC   Miembros de la Guardia Municipal de Cartagena a su regreso a la localidad después de colaborar en la toma de la provincias de Murcia y Albacete, en agosto de 1936. Sáez. Archivo ABC  Amadeo Retiro, capitán de las milicias comunistas, que combatía en el frente andaluz, durante su boda en Cartagena, tras finalizar la ceremonia. El recién casado volvió inmediatamente a su destino para continuar combatiendo, en octubre de 1936. Sáez. Archivo ABC     Tripulación del crucero republicano Libertad, fotografiada en el puerto de Cartagena, en octubre de 1936, Archivo ABC  Momento de colocar la bandera de combate a un nuevo destructor en el puerto

«Azaña deseaba un nuevo pacto histórico entre Cataluña y el resto de España dentro de una República integral»

Entrevista al historiador Raimundo Cuesta Fernández, Premio Nacional a la Innovación Educativa, con ocasión de su último libro “Unamuno, Azaña, Ortega, tres luciérnagas en el ruedo ibérico (1)”. Cuesta (Santander, 1.951) es doctor en Historia con premio extraordinario por la Universidad de Salamanca. Fue catedrático en el IES Fray Luis de León de Salamanca. Profesor invitado y colaborador de universidades españolas y latinoamericanas. Especialista en historia de las disciplinas escolares, las relaciones entre historia y memoria, la evolución del pensamiento crítico y de la génesis de la España contemporánea. Miembro del equipo editorial de Con-Ciencia Social. Cofundador de Cronos y Fedicaria. Su anterior libro publicado en este mismo sello editorial fue Verdades sospechosas. Religión, historia y capitalismo (2019). 1.P. Dices que a Azaña no le preocupaba la religión, sino el omnipresente poder de la Iglesia para inculcar valores retrógrados en las clases dirigentes, lo que veía como un

El oro de la República

A fines de octubre de 1936, un pequeño convoy de barcos salió del puerto de Cartagena y se dirigió a Odessa transportando la mayor parte de las reservas de oro de España. El oro estaba destinado a Rusia con la intención de comprar armas necesarias en la lucha contra los soldados que se habían sublevado contra la Segunda República al mando del general Emilio Mola el 18 de julio. La Unión Soviética y la Guerra Civil Española , Willem Peters (Editor de Casa Cultural , web que contiene una historia completa de España y biografías de destacados políticos españoles) Juan Negrín fue nombrado ministro de Hacienda en el primer gobierno de Largo Caballero, creado el 4 de septiembre de 1936. Al frente de este ministerio supervisó el traslado secreto —tras la aprobación, por unanimidad, en Consejo de Ministros​ de un decreto del gobierno de Largo Caballero que lo amparaba— de la mayor parte de las reservas de oro del Banco de España, hacia Cartagena, y su depósito final en Moscú. El célebre "

Negrín: más que lentejas

Por Aurora Nacarino-Brabo Para su 37º congreso nacional, el PSOE se ha propuesto recuperar la figura de don Juan Negrín, expulsado del partido hace más de 60 años. El último presidente del Gobierno de la República fue también, durante algún tiempo, su última esperanza para ganar la guerra a Franco, aunque, consumada la derrota, muy pocos recuerdan hoy los logros de este gran médico y científico antes que político. El género humano es así: necesita buscar culpables que justifiquen sus fracasos para poder aliviar la culpa, y el doctor Negrín, como capitán de la “resistencia a ultranza”, se prestaba mejor que nadie para el papel de chivo expiatorio. En efecto, una vez que Franco se hubo instalado en el poder, los rumores y acusaciones persiguieron a Negrín hasta el exilio, donde, a pesar de todo, continuó trabajando por la democracia hasta su muerte, en 1956. Pero antes, mucho antes de todo eso, antes incluso de que la República tomara forma, Negrín tenía otra vida alejada de la política.

Las lentejas de Negrín: píldoras de resistencia

"Las que pronto se conocerían como píldoras de Negrín parecían cualquier cosa menos lentejas, tenían bichos, era verdad, pero con el tiempo todo sería peor, ya no tendrían ni bichos, y serían tan escasas que por eso se llamarían píldoras. No había casi nada que echarse al estómago, y cuando lo había, era tan escaso y monótono que las mujeres imaginaban imposibles recetas de guerra. Se hacía cocido con cacahuetes, sopas con las mondas de patata, o con las de naranja, y más de uno se envenenó soñando que comía acelgas frescas mientras masticaba hierbas venenosas que encontraba en las cunetas. Ya no se veían perros por Madrid, algunos hasta se vendían sin cabeza y sin piel, como si fueran corderos de buena edad..." Otoño y nueces ,  Mónica Moreno  Fernández-Santa Cruz “Hambre, hambre. Madrid empezó a sufrir hambre al mes de empezar la guerra. Una vez estuvimos tres días con un huevo frito, untándolo y guardándolo… Yo no tenía miedo a morir, lo que tenía era el horrible dolor de

El Ángel Rojo: morir por las ideas, pero no matar por ellas

"Luchó por los derechos de los presos, fueran del bando amigo o enemigo y quizá por eso, muchos años después, sería enterrado en el cementerio de San Justo. Aquella noche, cuando salvó a Ramón, a Fausto y a los otro cuatro detenidos, el ángel rojo se recostó satisfecho en el asiento de su automóvil, encendió un puro y miró al joven soldado que conducía. ​—Apréndete una cosa, hijo, por las ideas se puede morir, pero no matar. Apréndetelo bien".  "Y así había sido, Ramón y Fausto fueron salvados por la gracia de Melchor Rodríguez García, que se conocería muy pronto como “el ángel rojo”, un obrero de oficio chapista, militante de la CNT, que fue nombrado en noviembre de 1936 Delegado especial de prisiones, y que fue tan defensor de la justicia republicana como enemigo de la injusticia"  "Otoño y nueces" de Mónica Moreno Fernández- Santa Cruz Melchor Rodríguez, el ángel rojo Melchor Rodríguez, el Ángel Rojo « ...Melchor Rodríguez, anarquista. Antiguo director

El Metro como refugio: la explosión de Lista

Durante la guerra civil española el Metro de Madrid permaneció abierto, y sirvió regularmente como refugio durante los bombardeos. Además, pocas semanas después del comienzo de la guerra civil española, el 9 de agosto de 1936 se inauguró el primer tramo de la línea 3 entre Sol y Embajadores, pero cinco días después la circulación del Ramal Opera-Norte se cerraría debido a que el área de la Estación del Norte estaba prácticamente ocupada por la guerra, por lo que allí no había ya casi pasajeros. En los tres años siguientes, las tropas de Franco asediaron la ciudad de Madrid y el funcionamiento del metro volvió a ponerse en marcha casi sin problemas. Durante los combates, los vagones transportaban tanto ataúdes como cadáveres hacia los cementerios situados al este. A su vez, la pequeña línea Goya–Diego de León fue cerrada y utilizada como arsenal.  La estación de Metro Sevilla de Madrid, como refugio durante la Guerra Civil Después de la toma de Madrid el 28 de marzo de 1939 por parte de