Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como GUERRA CIVIL

"Arquitectos del terror. Franco y los artífices del odio"

La Guerra Civil se libró para anular las reformas educativas y sociales de la Segunda República y para combatir su cuestionamiento del orden establecido. Los rebeldes lucharon a favor de los terratenientes, industriales, banqueros, clérigos y oficiales del Ejército, cuyos intereses se habían visto amenazados, y en contra de los liberales e izquierdistas que impulsaban las reformas. Sin embargo, en los años de república, de 1931 a 1936, a lo largo de la guerra y durante muchas décadas después, se siguió fomentando en España el mito de que el enemigo derrotado en la contienda era el contubernio judeomasónico y bolchevique. No obstante, el presente libro no es una historia del contubernio, del antisemitismo ni de la antimasonería en España, sino que adopta la forma de pequeñas biografías de las principales figurasantisemitas y antimasónicas que propagaron ese mito, y de los personajes centrales que pusieron en práctica los horrores que este justificaba. Desmontar sus falsedades es uno de

85 años desde que te mataron

Elena Cabrera 4 noviembre, 2021 Querido abuelo: me llamo Elena, soy hija de tu hijo, no nos conociste a ninguno de los dos porque te mataron un día como hoy hace 85 años. Mi padre, Luis, era un bebé recién nacido. Yo tengo ya 46 años. Perdóname por haber llegado tan tarde a buscarte, no sé qué me entretuvo. Quizás, simplemente, que estábamos a otra cosa. Abuelo, soy periodista. Me gustaría saber qué periódico leías tú en los años 30 en Toledo, si eras más de El Castellano o de El Socialista. Quiero pensar que del segundo, aunque fue el primero, un periódico de derechas y católico, el que me trajo noticias tuyas. Lo sabrás perfectamente porque sucedió en 1934 y mis compañeros de aquel entonces dieron cuenta de tu participación como testigo en el juicio contra tus compañeros de aquel entonces: Hilario, Agustín y Julio, camareros, como tú; sindicalistas, como tú. De lo que no dijeron nada los periódicos fue de tu asesinato. En ese momento de terror en vuestra ciudad no había tinta, solo s

Ellas cuentan la guerra. Las poetas españolas y la guerra civil

Esta compilación se suma a los esfuerzos por recuperar a las muchas escritoras españolas olvidadas del siglo XX. Reúne una selección de poemas sobre la contienda y sus consecuencias de veinticuatro poetas, como Ángela Figuera, Carmen Conde, Gloria Fuertes o María Beneyto que permanecieron en España, junto a Rosa Chacel, Concha Méndez, Ernestina de Champourcin o Concha Zardoya entre otras, que marcharon al exilio.  Carmen Conde. Archivo Todas rompieron con la concepción paternalista de que escribir sobre la guerra era un asunto masculino, aunque sus nombres y sus versos fueron a menudo silenciados.  Sus vidas fueron afectadas por el enfrentamiento fratricida y sus experiencias articuladas por el trauma: perdieron seres queridos, presenciaron fusilamientos y bombardeos, sufrieron la escasez, el fin repentino de la infancia o la adolescencia, o el alejamiento de la patria. Durante la posguerra, los versos de muchas fueron censurados o tardaron tiempo en imprimirse.  Por eso, se incluyen p

El mito de la persecución religiosa

Ángel Luis López Villaverde Profesor Titular de Historia Contemporánea. Universidad de Castilla-La Mancha En el mundo académico, el empleo de conceptos más propios del pasado (valga como ejemplo “fascismo”) suele provocar debates enconados si se trata de actualizarlos en formas y expresiones del presente, saliendo a colación el necesario rigor mientras se denuncian deslices presentistas. Sin embargo, hay otras expresiones o usos del pasado que han derivado del orden propagandístico al historiográfico sin pasar suficientemente por sus filtros. Es el caso de la denominada “persecución religiosa republicana”. La magnitud de la tragedia ha facilitado las cosas. Pero en unos tiempos tan dados a la hipérbole, conviene separar mito y logos. No se puede negar lo obvio. Los 6.832 clérigos asesinados durante la violencia revolucionaria de 1936 indican que una de cada nueve de las víctimas mortales del denominado “terror rojo” era eclesiástico. No menos grave es que, al derramamiento de sangre, s

Sublevación en Cartagena

Luis Romero No se comprendería que los historiadores de ambos bandos hayan silenciado o acordado escasa importancia a los sucesos que ocurrieron en Cartagena, en los primeros días de marzo de 1939, salvo que lagunas y tergiversaciones se achaquen a la confusa situación que se produjo y, en última instancia, a que el golpe del coronel Casado y la terminación de la contienda contribuyeran a su oscurecimiento. Lo que parece evidente es que el hecho de la sublevación y el giro que tomó inmediatamente, la salida de la Flota hacia su internamiento y la circunstancia de no haber podido evitarlo, tuvieron que influir en el ánimo de Negrín, de los miembros de su Gobierno y también en los dirigentes del Partido Comunista. A partir de ese momento no se les ve reaccionar ante la sublevación de Casado: sólo deciden el abandono. La posterior lucha en Madrid la plantean militares comunistas como Ascanio y Barceló, pero un poco por iniciativa propia, mientras que el Gobierno y la mayoría de los miembr

Socorro Blanco

Aunque en sus orígenes pudiera tener una labor humanitaria, cuyo objetivo era proporcionar apoyo y asistencia a católicos que estuvieran necesitados o perseguidos por causa de sus ideas, la organización Socorro Blanco constituyó un grupo de espionaje y guerrilla organizada a favor del ejército sublevado.  Antonio Bermejo, jefe de la organización, dio cuenta de sus actividades y pretensiones: El número de familias socorridas llegó a ser de 100 aproximadamente. La cantidad más elevada se repartió en el mes de mayo de 1938 que alcanzó la cifra de 23.500 pesetas, existiendo en la caja en esa misma fecha una reserva de 10.000 pesetas. La cantidad total repartida queda calculada en 400.000 pesetas aproximadamente.  La organización no utilizó jamás los ofrecimientos de grandes cantidades procedentes de cajas rojas (ofrecidas por camaradas que intervenían en las mismas) por estimar que la labor debía ser de muchos hombres y pequeñas cantidades y no a la inversa. La comodidad en la acción nos h

El hundimiento del Crucero Baleares en Cabo de Palos

PARTE DE CAMPAÑA DEL JEFE DE LA FLOTA REPUBLICANA SOBRE EL HUNDIMIENTO DEL CRUCERO “BALEARES” El Baleares. Instituto de Historia y Cultura Militar 1.- El día 5 de marzo, una vez terminada la preparación necesaria y a la vista de los últimos partes meteorológicos, que eran favorables, se decidió ejecutar la operación proyectada y dar cumplimiento a las órdenes de operaciones números 142-A, 142-B y 142-C, teniendo en cuenta también los últimos informes dados por la observación aérea, que señalaban la presencia en la bahía de Palma de los tres cruceros enemigos.  2.- A las 6 h. 30 m. del día 5 de marzo se dio orden de avivar fuegos y prepararse para salir a la mar, quedando incomunicados con tierra, a los buques de la Flota. 3.-A las 15 h. 38 m. se dio orden a la primera flotilla de destructores de ponerse en movimiento, saliendo de puerto el Jorge Juan (buque insignia), Escaño, Ulloa y Almirante Valdés. 4.- a las 16 h. 10 m. se ordenó salir al resto de la Flota, efectuándolo primeramente