Ir al contenido principal

I. De Lugo a Cabo de Palos



Iglesia parroquial de Santa María Madalena de Xudán. Turismo de Galicia

Ángel Rojas Veiga nació en 1893 en Xudán, una pequeña aldea de la provincia de Lugo, próxima a Meira, pero perteneciente entones al ayuntamiento de Vilaoudriz, hoy ya unido a Pontenova, población minera atravesada por el río Eo.

Pazo de Vilaxe, Xudán, A Pontenova, (Lugo)


Antiguos hornos de A Pontenova, para la explotación de las Minas de Vilaoudriz y Boulloso. Revista Monsacro



Hijo de Ángel Rojas Ron y Angustias Veiga López, en esa tierra de hechiceras, monjes y pastos vivió junto a su hermano Jesús y sus hermanas Aurora, Josefa, Pura y Carmen hasta que, en la primera década del siglo XX, tras acabar sus estudios, ingresó en el Cuerpo de Telégrafos y fue destinado como telegrafista primero a Cabo de Palos, localidad en la que fijó su residencia.


Ángel Rojas Ron, padre de Rojas Veiga, había nacido en el año 1854. Murió el 17 de mayo de 1944 con 90 años de edad en casa de su hija Aurora, en Pontenova. Allí también murió Angustias Veiga López.



Sabemos que Jesús se casó con Josefa Lagarón y que regentaba una ferretería en Meira, ese pueblito de alameda tranquila y sombreada y hermosa iglesia bernarda, que describe Miguel-Anxo Murado, cerca de donde brota el "río de piedras" y cerca también de Xudán. No tuvieron descendencia.

Carmen se casó con Ramón Muruais Méndez, de cuyo matrimonio nacieron Alejandro y Agustín Muruais Rojas. 

Alejandro Muruais Rojas. Foto gentileza de Carmen Muruais Conde

Carmen murió el 22 de julio de 1966 en Meira. 

Diario El Progreso. 30 de julio de 1966



Sabemos que Alejandro se casó en Valladolid con María Serafina Conde Rocha, maestra, el 27 de julio de 1967. Tuvieron una hija, Carmen Muruais Conde, quien vive en Santiago, casada y con dos hijos, Luis y Carmen. Alejandro murió en 2001 y Serafina murió el 27 de julio de 2020 a los 88 años. Agustín se casó en Calatayud con Josefina Badesa y tuvieron un hijo: Alejandro, que vive en Madrid, y tiene una hija y tres nietos.


Agustín Muruais, Josefa Lagarón, Alejandro Muruais y Jesús Rojas. Fotografía gentileza de Carmen Muruais Conde


Carta de Jesús Rojas con el membrete de la ferretería y su firma. Archivo Ángel Rojas 

O gurgullante e craro río Miño,
na serra escomenzando sua carreira,
vai bicando o belido chan de Meira
ó seguir, car-ó mar, o seu camiño.
"Debezos", Avelino Díaz

Colegiata de Santa María y Ayuntamiento de Meira (Lugo)

Postal del Paseo Central de Meira
 
De Aurora conocemos que se casó en julio de 1927 en Pontenova con José A. García, propietario de la empresa Gasolín de Meira, y tuvieron cinco hijos, Aurorita, Amelia, Fuensanta, Homero y Jesús. 

Aurorita García Rojas se casó en septiembre de 1960 con el veterinario Jesús Francisco Rodríguez Pérez. Homerio casó con Marina Rodríguez Sanjurjo en mayo de 1962. Las dos bodas se celebraron en Pontenova.

Diario El Progreso. Nota sobre la boda de Aurorita García Rojas en septiembre de 1960

Amelia falleció en junio de 2017, Fuensanta  el 25 de noviembre de 2019, Homero el 1 de enero de 2013 y Jesús en junio de 2009.

Josefa Rojas se casó con Manuel Diaz Freije y falleció de fiebres puerperales después del parto de su único hijo, Ginés. 

Y Pura se casó con Manuel Fernández Pérez,  con quien tuvo tres hijos: Ángel, Delfina y Carmen (quien vive en Lugo y cumplirá 92 años en 2022).

De izquierda a derecha, Jesús García Rojas, Delfina Fernández Rojas y Alejandro Muruais Rojas. Foto gentileza de Carmen Muruais Conde



De Puente Nuevo a Buenos Aires. Ángel Rojas Veiga, a la derecha y Rita Ferrer, en el centro junto a su hijo Ángel Rojas Ferrer. Archivo personal de AR



De las minas de hierro de A Pontenova a las de plata y plomo de La Unión. De las aguas del Río Eo, el Miño y el Cantábrico, a las salinas del Mar Menor
Cabo de Palos. Archivo personal de AR

Cabo de Palos se hunde en el mar, violentamente. Pocos son los que han hablado de su solitaria hermosura, pero entre ellos está Gabriel Miró y Andrés Cegarra Salcedo, aquel escritor paralítico que supo recorrérselo con firmeza.

Cabo de Palos es el extremo ambicioso de un litoral suave, ceñido por una manga de tierra que lo separa del mar Mediterráneo poblado de graciosas islas menudas y solitarias. Mar Menor se llama este gran charco de agua espesa, salobre, densa, más azul que ninguna y más olorosa. En el extremo de la sierra minera, que llega desde Cartagena casi y se encuentra antes del mar Menor hay montecillos no tan lunares como los de Los Blancos, no tan austeros como los que sostienen la ermita de Los Ángeles sobre San Ginés de la Xara: pequeños montes por cuyas laderas bullen rebaños de cabras olisqueando un pasto casi imaginario... Carmen Conde, Las oscuras raíces

En el paseo de la Barra de Cabo de Palos. Archivo AR



Ya en tierras del sureste, en el extremo opuesto de su Lugo natal, a orillas del Mediterráneo, Ángel Rojas Veiga casó con Rita Ferrer Solano el 9 de abril de 1921 en el asilo de La Unión. 

Ángel y Rita. Foto gentileza de Carmen Muruais Conde



El corresponsal del diario El Liberal hizo esta crónica publicada el día 13:

Crónica de la boda de Ángel y Rita. El Liberal. 13 de abril de 1921 

La Unión. Boda

El pasado sábado a las cinco de la tarde, tuvo lugar el matrimonial enlace de la distinguida señorita Rita Ferrer Solano con nuestro estimado amigo el jefe de la estación radiotelegráfica de Cabo de Palos don Ángel Rojas Veiga. 
Apadrinaron la unión don Pedro Ferrer Prieto y la encantadora señorita Fuensanta Ferrer, padre y hermana de la novia respectivamente. Esta última en representación de la madre del señor Rojas.
Fue celebrado el acto en la capilla del asilo, actuando el virtuoso presbítero don Jesús Hernández. Durante la ceremonia religiosa, que fue solemnísima, un coro de asiladas cantó una Salve de Verdi. Después los profesores Barquero y Hernández tocaron a violín y piano el Liebesleid de Kreisler.
Firmaron como testigos del enlace don José Munuera Arnáez, don José Luis Prestel, don José Dodero, don Pedro Marín y don Francisco Salmerón Marcos. Representando al juez municipal asistió don José Fructuoso. 
Terminada la ceremonia nupcial, se trasladaron los concurrentes al domicilio de los padres de la novia donde se les obsequió espléndidamente con champán, dulces y habanos. Fue un verdadero acontecimiento por cuanto en el domicilio de los señores de Ferrer se dio cita lo más selecto de la sociedad unionense. Prueba de las innumerables simpatías con que cuentan los nuevos esposos fue la brillantísima exposición de regalos que tuvimos el gusto de admirar. Los honores de la casa fueron cumplidamente hechos por la hermana de la contrayente señorita Fuensanta Ferrer, como siempre, seductora y gentilísima.
A las infinitas enhorabuenas recibidas por los nuevos cónyuges unimos la nuestra sincera y cordial. -Corresponsal

Asilo de Huérfanos de Mineros de La Unión. carmelitaslaunion.com



El diario El Liberal ya había dado cuenta de la petición de mano de Ángel y Rita. El Liberal de Murcia, 15 de febrero de 1921




Archivo personal de Ángel Rojas


Archivo personal de Ángel Rojas

Rita Ferrer Solano. Foto gentileza de Carmen Muruais Conde


Rita era hija de Pedro Ferrer Prieto y Manuela Solano Espín. Pedro Ferrer Prieto fue durante los primeros años del siglo XX "auxiliar de  recaudación de contribuciones", luego fue también propietario del Café Moderno de La Unión. Murió en 1922, el mismo año que nacería su nieto Ángel Rojas Ferrer. 

Manuela Solano Espín murió un año después, el 5 de agosto de 1923, al no recuperarse de un ataque de parálisis. Manuela era copropietaria del Café Moderno. 
La Verdad. 5 de agosto de 1923


Pedro Ferrer Prieto y Manuela Solano Espín tuvieron al menos cinco hijos: Manolita, Pedro, Rita, Fuensanta y Rafael, que murió con 6 años de edad en 1902. 

Puerta del Café Moderno en 1913. Revista El Rebelde


Ángel y Rita tuvieron dos hijos: Ángel Rojas Ferrer (15 de febrero de 1922) y Pedro Rojas Ferrer (16 de junio de 1929).

Nota aparecida en el diario La Tierra el 17 de febrero de 1922 y que se refiere al nacimiento de Ángel Rojas Ferrer

El diario La Tierra da cuenta también del nacimiento, el 16 de junio de 1929, del segundo hijo de Ángel y Rita, Pedro Rojas Ferrer.

Ha dado a luz felizmente un hermoso niño, la distinguida señora doña Rita Ferrer, esposa del jefe de la Estación telegráfica, don Ángel Rojas. Nuestra enhorabuena a los dichosos padres. 25/06/1929 La Tierra

Ángel Rojas Veiga y Rita Ferrer Solano. Archivo personal de Ángel Rojas

Casas de la Radio, donde vivieron Ángel Rojas Veiga y su familia. Archivo personal de Ángel Rojas


Familia de Rojas Veiga en la puerta de su casa en Cabo de Palos. Archivo personal de Ángel Rojas





Ángel Rojas Veiga con familia y amigos en Cabo de Palos. Foto del archivo personal de Ángel Rojas

Rita Ferrer Solano murió el 18 de septiembre de 1975 a los 77 años y fue enterrada en el cementerios de Los Remedios de Cartagena. Sus restos no pudieron unirse a los de Ángel Rojas Veiga, desaparecidos en 1972, año en que tuvo lugar una terrible inundación en La Unión, con rotura de un pantano de estériles de una mina y destrucción de parte del cementerio y gran cantidad de fosas, entre ellas la 505, donde había sido enterrado Rojas Veiga, de cuya vida y las circunstancias de su muerte nos ocupamos en los capítulos siguientes.